Incidencia y factores de riesgo para bacteriemiaen pacientes pediátricos con quemaduras en unCentro de Atención Especializado en México

Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017

Investigación Clínica Artículo Original Hospital Civil de Guadalajara “Dr. Juan I. Menchaca”. Guadalajara, Jalisco, México. División de Pediatría. Conflictos de interés: Inexistentes. Financiamiento: Institucional. Recibido: 1 de agosto de 2016 Aceptado: 30 de marzo de 2107 Correspondencia a: Juan Carlos Lona Reyes carloslona5@hotmail.com www.sochinf.cl 221 Incidencia y factores de riesgo para bacteriemia en pacientes pediátricos con quemaduras en un Centro de Atención Especializado en México Teresa de J. Chávez-Velarde, Juan C. Lona-Reyes, Alejandra Riebeling-Dueñas y Luis G. Orozco-Alatorre Incidence and risk factors for bacteremia on pediatric patients with burns in a specialized care center in Mexico Background: Bacteremia events are frequent cause of mortality in burn patients and may originate from infected wounds, by bacterial translocation of endogenous microorganisms, from invasive devices or contaminated intravenous solutions. Objective: To quantify the incidence of bacteremia in pediatric patients with burns and to identify risk factors. Material and Methods: A prospective cohort study was performed in pediatric patients with burns of Hospital Civil de Guadalajara “Dr. Juan I. Menchaca”. Bacteremia was diagnosed by blood cultures in patients with clinical manifestations of sepsis. Risk factors were investigated by multivariate analysis with Cox regression. Results: Were included in the cohort 260 patients, median age 3 years. The incidence of bacteremia was 9.6 events per 1,000 days patient. The most frequently isolated bacteria were Enterobacteriaceae (41.9%), Staphylococcus aureus (22.6%) and Pseudomonas aeruginosa (22.6%). Factors associated with bacteremia were: burns ≥ 20% TBSA (HR 11.06; 95% CI 4.8-25.4), deep second degree burns or higher (HR 6.9; 95% CI 2.0-23.3) and have had two or less debridement (HR 26.4; 95% CI 8.0-87.7). Conclusions: Patients with more extensive and deep burns with fewer debridement are at increased risk of bacteremia. Key words: Bacteremia, burns, burn units, risk factors. Palabras clave: Bacteriemia, quemaduras, unidad de quemados, factores de riesgo. Introducción El 74,6% de los pacientes pediátricos que sufren quemaduras tienen menos de 5 años de edad y el principal sitio de ocurrencia de los accidentes es el hogar; las causas más frecuentes son líquidos calientes en niños bajo 4 años y fuego directo en los mayores1,2. Los eventos infecciosos son una de las complicaciones más frecuentes2,3. El tratamiento integral de los pacientes con quemaduras, que incluye reanimación hídrica, manejo ventilatorio oportuno, desbridamiento temprana de la herida, soporte nutricional y control de las infecciones, ha permitido lograr tasas de supervivencia de hasta 94,8%1,4. En México, entre los años 1979 y 2007, la tasa de mortalidad debida a quemaduras disminuyó 69% (desde 2,32/100 000 a 0,72/100 000)5, siendo los pacientes más afectados aquellos que presentaron quemaduras de tercer grado (OR 1,5 p = 0,003) y/o con extensión mayor a 49% de superficie corporal quemada (SCQ) (OR 3,3 p = 0,001)6. Después del daño térmico, la superficie de las lesiones son estériles; en las siguientes horas se colonizan por microorganismos endógenos procedentes de la piel, el tracto gastrointestinal o de la vía respiratoria. En los pacientes hospitalizados la colonización puede adquirirse del ambiente hospitalario o de manos del personal de salud y puede involucrar microorganismos multi-resistentes. Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa y especies de enterobacterias son los microorganismos más identificados1,4,7,8. Las infecciones del torrente sanguíneo pueden originarse en dispositivos invasores como catéteres venosos centrales (CVC), por translocación bacteriana del tracto digestivo o respiratorio y por administración de soluciones intravenosas contaminadas. Diez y siete por ciento de los eventos de bacteriemia son secundarios al desbridamiento quirúrgico de la quemadura; la relevancia clínica de estos eventos es incierta4,9. La presencia del síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SRIS) ha sido la estrategia tradicional para identificar eventos de sepsis, pero este síndrome se puede presentar hasta en 85% de los pacientes con quemaduras. The American Burn Association (ABA) sugiere establecer el diagnóstico clínico de sepsis si se presentan tres o más de las siguientes condiciones: temperatura > 39 ºC o < 36,5 ºC, taquicardia progresiva, taquipnea progresiva, trombocitopenia, hiperglicemia e intolerancia a la vía oral1,4,10; la exactitud de estos criterios para el diagnós- Rev Chilena Infectol 2017; 34 (3): 221-226


Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017
To see the actual publication please follow the link above