Page 26

Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017

Artículo Original Investigación Clínica 222 www.sochinf.cl tico de sepsis confirmada con hemocultivos es limitada: sensibilidad 78,2% y especificidad 49,5%11. El objetivo de este estudio fue cuantificar la incidencia de bacteriemia en pacientes pediátricos con quemaduras e identificar los factores de riesgo. Material y Métodos Se efectuó un estudio de cohorte, prospectivo, en el Hospital Civil de Guadalajara “Dr. Juan. I. Menchaca” (HCGJIM) de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, México. La institución otorga servicios de salud a población abierta de escasos recursos económicos. La Unidad de Atención a Niños con Quemaduras cuenta con ocho habitaciones aisladas y un quirófano para el aseo y/o desbridamientos de las quemaduras y para la inserción de dispositivos intravasculares. Se realiza reanimación hídrica a pacientes con quemaduras ≥ 10% de superficie corporal quemada (SCQ), el cálculo de los líquidos se lleva a cabo con la fórmula de Galveston, la extensión de la lesión se evalúa con la tabla de Lund-Browder y la profundidad mediante observación directa por los cirujanos plásticos. No se indican antimicrobianos sistémicos profilácticos. Con posterioridad a la limpieza o desbridamiento de las heridas, se colocan sobre las lesiones antisépticos locales (Estericide®) y apósitos con plata micronizada en gel (Silvasorb®) o en parche (Acticoat®). El cambio de apósitos se realiza cada tres a siete días, según las indicaciones del producto utilizado. Período de estudio: 18 de mayo de 2014 a 12 de julio de 2016. Se incluyeron en la cohorte todos los pacientes ingresados a la Unidad de Atención a Niños con Quemaduras, excepto los procedentes de otros hospitales, que tuvieron hemocultivos positivos a su ingreso y/o que ya se conocían con diagnóstico de bacteriemia. El cálculo del tamaño de la muestra de 260 pacientes se realizó con la finalidad de identificar factores de riesgo con Hazard Ratio (HR) ≥ 2,9, se utilizó un α 0,05 y β 0,2. Definiciones Sepsis clínica se diagnosticó si se presentaron tres o más de las siguientes condiciones: temperatura > 39 ºC o < 36,5 ºC, taquicardia progresiva, taquipnea progresiva, trombocitopenia después del tercer día de la quemadura, hiperglicemia o intolerancia a la vía oral10. En pacientes con criterio clínico de sepsis se obtuvo mediante técnica aséptica12, dos o más muestras de sangre igual o mayor a 2 ml y se inocularon en frascos de hemocultivo (BacT/ALERT PF Pediatric FAN®). Se monitorizó el crecimiento microbiano en sistema automatizado Bact/ALERT®3D durante siete días. Los cultivos detectados positivos fueron resembrados en agar sangre y McConkey. La prueba se catalogó como positiva si existió crecimiento de bacterias o levaduras en uno o más frascos, excepto si las bacterias fueron Staphylococcus coagulasa negativa, en cuyo caso se requirieron dos o más frascos con crecimiento microbiano. De las bacterias aisladas se identificó género y especie con sistema automatizado VITEK® 2. En pacientes con CVC, uno de los hemocultivos fue obtenido a través del catéter y uno o más de venas periféricas en sitios sin heridas; el diagnóstico de bacteriemia se estableció si ambos cultivos (central y periférico) mostraron crecimiento del mismo microorganismo o si existió crecimiento de bacterias o levaduras sólo en el cultivo de vena periférica, excepto si fueron Staphylococcus coagulasa negativa (en estos eventos se requirió que ambos frascos presentaran el mismo crecimiento microbiano). En pacientes en quienes sólo la muestra obtenida de catéter fue positiva se diagnosticó colonización del catéter. Al ingreso de cada paciente se registró la edad, género, uso de antimicrobianos profilácticos y extensión, profundidad y agente causal de la quemadura. Durante su estancia se monitorizó la utilización de dispositivos o procedimientos invasores: CVC, catéter urinario y ventilación mecánica. A su egreso se cuantificaron los días quemadura/hospitalización, días quemadura/desbridamiento y el número de desbridamientos. Análisis estadístico Se estimó la densidad de incidencia de bacteriemia para el total de pacientes y para subgrupos formados según la presencia o ausencia de los factores estudiados. De las variables cualitativas se estimaron frecuencias y porcentajes, la búsqueda de asociación con la variable dependiente se evaluó con riesgo relativo e intervalos de confianza al 95% en el programa open-epi (http://www. openepi.com/Menu/OE_Menu.htm). De las variables cuantitativas se calculó mediana y rangos. La búsqueda de asociación con la variable dependiente se realizó mediante análisis bi-variado con regresión de Cox. Las variables que presentaron valor de p < 0,2 se incluyeron en análisis multivariado con regresión de Cox en programa IBM SPSS Statistics Versión 20. El proyecto fue aprobado por los Comités de Ética e Investigación del HCGJIM con registro 1362/14. Resultados Se incluyeron en la cohorte 260 pacientes, mediana de edad de 3 años (mínima 0,16, máxima 15), 49,6% (n: 129) fueron de género femenino y 50,4% (n: 131) masculino. La mediana de SCQ para el total de pacientes fue de 10% (mínima 1, máxima 60), en 79,2% (n: 206) la SCQ fue menor a 20% y sólo 3,8% (n: 10) tuvieron SCQ mayor a 40%. Rev Chilena Infectol 2017; 34 (3): 221-226


Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017
To see the actual publication please follow the link above