Page 33

Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017

Parasitología Artículo Original Tabla 1. Hogares con agua potable y recolección de residuos domiciliarios Hogares con recolección de basura n % p n % p Urbano 146 97,3 < 0,001 147 98,0 < 0,001 Rural 65 52,4 68 54,8 Tabla 2. Prácticas y conductas relacionadas a la tenencia de perros Urbano Rural n % n % p Hogares con perros 115 76,7 116 93,6 < 0,001 Promedio perros por hogar 1,6 2,9 < 0,001 Ingreso de perros a vivienda 77 66,9 78 67,2 0,925 Perros duermen en vivienda 21 18,3 20 17,2 0,976 Recolección de fecas 102 88,7 72 62,1 < 0,001 Sin consulta veterinaria 60 52,2 74 63,8 0,098 Sin desparasitar 51 44,4 49 42,2 0,919 Alimentados con vísceras 40 34,8 70 60,3 < 0,001 Alimentado con vísceras con quistes hidatídicos 5 4,4 12 10,5 0,130 n % n % p Madre 31 34,8 30 43,5 0,064 Padre 14 15,7 6 8,7 Ambos padres 9 10,1 6 8,7 Otros familiares 19 21,4 6 8,7 Alumnos 16 18,0 21 30,4 www.sochinf.cl 229 Hogares con agua potable Tabla 3. Recolección de fecas de perros en el hogar Urbano Rural Discusión Destaca en este estudio, el alto número de estudiantes sin educación sobre hidatidosis, pese a habitar en una zona de alta prevalencia de la enfermedad11. La existencia de algunos estudiantes (principalmente en zonas rurales) que manifestaron haber recibido educación sobre la enfermedad, se podría explicar por la puesta en marcha durante el año 2010 de un programa de control y prevención de hidatidosis a pequeña escala en 13 localidades rurales de Punitaqui, por parte de la Secretaría Regional Ministerial (SEREMI) de Salud, Región de Coquimbo8. La carencia de agua potable (beber agua de pozo o canal) y la deficiente recolección de basura domiciliaria, favorecen la transmisión de hidatidosis. Ambos servicios se encontraban disponibles en bajo porcentaje en los domicilios de estudiantes rurales, coincidiendo con la Al consultar si habían recibido educación previa sobre hidatidosis, 79,8% de los alumnos del sector rural, y 84,6% del sector urbano respondieron negativamente. En la Tabla 1, se resumen las características de saneamiento básico de los hogares de procedencia, apreciándose menor cobertura de servicios en el área rural. La mayor parte de las viviendas (77,06%) poseía entre uno y tres perros, aunque algunas registraron ocho o más (2,59%). Las dimensiones relacionadas a la tenencia de perros, con prácticas y conductas asociadas, se presentan en la Tabla 2. El promedio de tenencia fue de 2,9 perros por hogar, concentrada principalmente en el sector rural, con un alto número de ejemplares sin controles médicos veterinarios y desparasitaciones. El permitir el ingreso de perros al domicilio fue una práctica recurrente; sin embargo, su pernoctación al interior de las casas fue reconocida en menor frecuencia. La recogida de heces fue más frecuente en el sector urbano y la alimentación de perros con vísceras fue mayor en el sector rural, ambas con diferencias significativas. No obstante, la ingesta de vísceras con evidencias de quistes hidatídicos, fue reconocida por un bajo número de estudiantes de ambos sectores. En la Tabla 3 se observa que mayoritariamente las madres de los alumnos realizaban la recolección de heces de perros, destacando en el sector rural el alto número de estudiantes que realizaban esta labor (30,4%). Acariciar perros fue una conducta común en los estudiantes, 88,7% en el sector rural y 88,0% urbano. Mientras que el dejarse lamer demostró menos aceptación en ambas zonas; 26,6% en rural versus 34,6% en el área urbana; estas diferencias no fueron significativas (p = 0,357). Sobre 68,4% indicó lavar sus manos cinco o más veces al día y respecto al lavado posterior a acariciar perros, sobre 63,6% reconoció realizarlo siempre. En la dimensión cultivo de vegetales, 75,0% de los estudiantes rurales afirmó poseer huertas, frente a 48,6% de los urbanos (p < 0,001). Respecto al tipo de vegetales cultivados, 58,1% afirmó poseer árboles frutales y 33,9% hortalizas. El 53,19% de los alumnos rurales y 50,68% de urbanos manifestaron que sus perros ingresaban a las huertas. Como se detalla en la Tabla 4, las dimensiones con mayores frecuencias en zonas rurales fueron: la tenencia de ganado (49,2%), el sacrificio animal domiciliario (64,5%) y realizar faena animal cinco o más veces por año (56,3%), todas con diferencias significativas. El ganado caprino y ovino fueron los predominantes en los hogares de los encuestados, tanto en tenencia como en su faena. Las principales formas de eliminación de vísceras demostraron ser las consideradas de alto riesgo, como son la alimentación de perros (40,7%) y la disposición en la basura (36,4%). Rev Chilena Infectol 2017; 34 (3): 227-234


Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017
To see the actual publication please follow the link above