Page 34

Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017

Artículo Original Parasitología 230 www.sochinf.cl Tabla 4. Prácticas y actitudes relacionadas a la tenencia de ganado Urbano Rural n % n % p Tenencia y faenamiento Posee ganado 20 13,3 61 49,2 < 0,001 Faenamiento domiciliario 46 30,7 80 64,5 < 0,001 Faena 5 o más veces/año 13 28,9 45 56,3 0,01 Perros durante faenamiento 19 42,2 38 47,5 0,774 Tenencia de ganado Ovino 11 31,4 34 26,0 0,971 Caprino 13 37,1 52 39,7 Otros 10 28,6 43 32,8 N/R 1 2,9 2 1,5 Total 35 100 131 100 Tipo de ganado faenado Ovino 26 34,7 37 28,5 0,723 Caprino 37 49,3 73 56,1 Otros 10 13,3 18 13,9 N/R 2 2,7 2 1,5 Total 75 100 130 100 Forma eliminación vísceras Basura 26 47,3 33 30,8 0,075 Alimento perros 22 40,0 44 41,1 Enterradas 6 10,9 21 19,6 Quemadas 1 1,8 9 8,5 población rural de Punitaqui y provincia de Limarí3,4,25,28, características comunes en países donde la enfermedad es endémica. La tenencia de perros fue muy común en el grupo encuestado, siendo especialmente alta en zonas rurales. Esta conducta es considerada un factor de riesgo, ya que incrementa las posibilidades de padecer hidatidosis y a mayor número de perros por hogar, mayor es el riesgo de enfermar29-31. Cifras similares a las encontradas en este estudio se describen por otros autores, tanto en sectores urbanos y rurales como en la Provincia del Limarí28. El ingreso de perros a las casas y dormir junto a ellos son consideradas conductas peligrosas, debido al contagio intradomiciliario que pueden generar los huevos del parásito, realidad no exclusiva de sectores rurales3,32,33. Ambas conductas fueron recurrentes en los encuestados, siendo especialmente alta la cantidad de alumnos que tenía contacto con perros. En 37,9% de los domicilios rurales no se realizaba la recolección de residuos fecales de perros. Quienes mayoritariamente efectuaban esta labor, fueron las madres de los alumnos, destacando en el segundo lugar, los estudiantes de áreas rurales. La recolección de deposiciones sin las medidas de protección adecuadas, constituye una práctica de riesgo, ya que se tiene contacto con la fuente de eliminación de los huevos del parásito; además se ha correlacionado positivamente vivir en zonas donde no se recolectan excrementos de perros y contraer hidatidosis28,34. Diversos autores reportan mayores prevalencias de la enfermedad en mujeres y relacionan el hecho ser mujer como un factor de riesgo22,33. A nivel nacional, esta enfermedad afecta levemente más a hombres (51,2% año 2015), mientras que en la Región de Coquimbo, se presenta un fenómeno diferente afectando mayormente a mujeres (56,25%)12, lo que podría explicarse por el mayor contacto con perros en el hogar durante las labores domésticas, que incluyen recolección de heces, y por el contacto estrecho en el uso de estos animales para arreo de ganado. En sectores rurales y urbanos la gran mayoría de los perros nunca habían sido desparasitados ni examinados por un médico veterinario, conductas descritas como factor de riesgo de contraer echinococosis27,34. Este estudio encontró que la alimentación de perros con vísceras es una práctica habitual en las casas de los estudiantes, comportamiento observado también en otras zonas rurales de la Provincia del Limarí. Esta conducta está calificada como la principal fuente por la cual los perros adquieren el parásito4,26,28. A lo anterior, se debe sumar que las principales formas de eliminación de vísceras fueron la alimentación de perros y eliminación en la basura domiciliaria, algo ya registrado en otras zonas de Rev Chilena Infectol 2017; 34 (3): 227-234


Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017
To see the actual publication please follow the link above