Page 65

Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017

Documento www.sochinf.cl 261 sido incorporada aún en los programas del Ministerio de Salud y no se han publicado estudios de costo-efectividad de estas medidas en el nuestro ni en otros países sudamericanos17. En el Manual de Atención Personalizada en el Proceso Reproductivo, MINSAL 2008, que hace alusión a las intervenciones correspondientes al nivel primario y secundario de salud de la mujer embarazada, no se menciona el cultivo de portación recto-vaginal dentro de las actividades a realizar18. La Guía Clínica de Prevención del Parto Prematuro, MINSAL 2010, explicita que en mujeres gestantes con menos de 34 semanas con síntomas de parto prematuro y rotura prematura de membranas (RPM) “el cultivo para SBHGB es opcional, ya que toda paciente con RPM de pretérmino debe recibir antibiótico-terapia profiláctica” y en las mujeres con más de 34 semanas, con RPM, no hace alusión al cultivo de portación19. La Guía Perinatal, MINSAL 2015, en relación a las infecciones cérvico-vaginales, específicamente la vaginosis bacteriana, menciona a SBHGB como una de las causas y sugiere la toma de cultivo de portación a las mujeres embarazadas a las 35-37 semanas “si la norma local utiliza el cultivo como método de pesquisa”20. El CCIN de Sociedad Chilena de Infectología recomienda la implementación del tamizaje universal por cultivo recto-vaginal a las 35-37 semanas de gestación a todas las mujeres embarazadas, lo que sumado al manejo por factores de riesgo y/o por antecedentes de infección neonatal por SBHGB en embarazos previos, son las estrategias que contribuyen a disminuir la morbimortalidad por esta infección. Es necesario establecer políticas de salud que aseguren el financiamiento del tamizaje universal, que permitan realizar este examen en forma obligatoria en todos los centros de salud del país, con oportunidad y calidad, incluyéndolo dentro las prestaciones codificadas por FONASA, de tal manera de asegurar su accesibilidad en forma igualitaria a lo largo del territorio nacional. Miembros del Comité Consultivo de Infecciones Neonatales: Alejandra Sandoval - Hospital Sótero del Río. Fernanda Cofré - Hospital Roberto del Río. Luis Delpiano - Hospital San Borja Arriarán. Giannina Izquierdo - Hospital Exequiel González Cortés. Yenis Labraña - Hospital San Juan de Dios. Alejandra Reyes - Hospital Félix Bulnes Cerda. Mariluz Hernández - Hospital de La Florida. Marta Aravena - Hospital El Carmen. Referencias bibliográficas 1.- De Luca C, Buono N, Santillo V, Licameli A, Straface G, Scambia G, et al. Screening and management of maternal colonization with Streptococcus agalactiae: an Italian cohort study. J Matern Fetal Neonatal Med 2016; 29 (6): 911-5. 2.- Reinheimer C, Kempf V A, Wittekindt B E, Allendorf A, Wichelhaus T A, Hogardt M, et al. Group B streptococcus infections in neonates admitted to German NICU: Emphasis on screening and adherence to pre-analytical recommendations. Early Hum Dev 2016; 103: 37-41. 3.- Giannoni E, Berger C, Stocker M, Agyeman P, Posfay-Barbe K M, Heininger U, et al. Incidence and outcome of Group B Streptococcal sepsis in infants in Switzerland. Pediatr Infect Dis J 2016; 35 (2): 222-4. 4.- Le Doare K, Heath P. An overview of BGS epidemiology. Vaccine 2013; 31 (S4): D7-D12. 5.- Vigilancia de laboratorio enfermedad invasora Streptococcus agalactiae. Boletín Instituto de Salud Pública de Chile 2014; 4 (7): 1-18. 6.- Giménez M, Sanfeliu I, Sierra M, Dopico E, Juncosa T, Andreu A, et al. Group B streptococcal early-onset neonatal sepsis in the area of Barcelona (2004-2010). Analysis of missed opportunities for prevention. Enferm Infecc Microbiol Clin 2015; 33 (7): 446-50. 7.- Clarke C, O’Connor L, Carré-Skinner H, Piepenburg O, Smith T J. Development and performance evaluation of a recombinase polymerase amplification assay for the rapid detection of group B streptococcus. BMC Microbiol 2016; 16 (1): 221. 8.- Verani J, McGee L, Schrag S. Prevention of perinatal group B Streptococcal disease Revised guidelines from CDC, 2010. Morbid Mortal Wkly Rep 2010; 59: 1-32. 9.- Abarzúa F, Guzmán A M, Belmar C, Becker J, García P, Rioseco A, et al. Prevalencia de colonización por Streptococcus agalactiae en el tercer trimestre del embarazo. Evaluación del cultivo selectivo. Experiencia en 2.192 pacientes. Rev Chil Obstet Ginecol 2002; 67 (2): 89-93. 10.- Abarzúa F, Argomedo C, Meissner A, Díaz T, Garrido P, Fariña S, et al. Prevalencia de portación vaginal-anal de Streptococcus agalactiae en el tercer trimestre de gestación y susceptibilidad a macrólidos y lincosamidas, en mujeres embarazadas de Clínica Alemana Temuco, Chile. Rev Chilena Infectol 2014: 31 (3): 305-8. 11.- Tumbaga P, Philip A. Perinatal group B Streptococcal infections: current status and future directions. Neoreviews 2013; 14: e306- e316. 12.- Turrentine M, Greisinger A, Brown K, Wehmanen O, Mouzoon M. Duration on intrapartum antibiotics for Group B Streptococcus on the diagnosis of clinical neonatal sepsis. Inf Dis Obst Gyn 2013, Article ID 525878. 13.- Ma T W, Chan V, So C H, Hui A S, Lee C N, Hui A P, et al. Prevention of early onset group B streptococcal disease by universal antenatal culture-based screening in all public hospitals in Hong Kong. J Matern Fetal Neonatal Med 2017; 21: 1-7. 14.- Poncelet-Jasserand E, Forges F, Varlet M N, Chauleur C, Seffert P, Siani C, et al. Reduction of the use of antimicrobial drugs following the rapid detection of Streptococcus agalactiae in the vagina at delivery by real-time PCR assay. Br J Obstet Gynecol 2013; 120 (9): 1098-108. Rev Chilena Infectol 2017; 34 (3): 259-262


Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017
To see the actual publication please follow the link above