Page 72

Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017

Nota Histórica 268 www.sochinf.cl su famosa obra titulada “Untersuchungen über Bacterien” (Investigaciones sobre bacterias), publicada por primera vez en 1872, consolidó el nombre acuñado por Ehrenberg, Perty y Davaine para este grupo de seres vivos17,18. Cuáles fueron las razones últimas que motivaron a Cohn a denominar a este especial grupo de seres vivos como bacterias y no vibriones no se conocen a cabalidad. Seguramente consideraciones psicológicas, lingüísticas, históricas y de otra índole contribuyeron a ello. La transformación del nombre acuñado originalmente por Ehrenberg para un género particular, en un nombre para denominar un grupo taxonómico mayor trajo incongruencias semánticas que deberían haber sido evidentes. Pocos parecen darse cuenta hoy que denominar bacterias (“bastoncitos”) a los cocos con morfología esférica es similar a querer cuadrar el círculo. Los cocos no deberían ser bacterias! Si se quiere plantear el problema en otros términos, sería lo mismo que clasificar a los cuerpos esféricos como dentro de la clase de cuerpos cuboidales o viceversa. Recordemos que las bacterias con morfología cocoide eran clasificadas por Ehrenberg dentro de la familia Monadina y las formas bacilares en la familia Vibrionia. El hecho de denominar a todo el grupo “bacteria”, incorporando las formas cocoides, era evidentemente contradictorio. Así, se intentó deliberadamente vaciar de su significado original a la palabra “bacteria” y reasignar para el tipo de morfología filiforme o alargada el término “bacilo”, acuñado originalmente por Müller para la especie Vibrio bacillus. El intento fue exitoso y ya nadie objeta esta contradicción. Si la elección de Cohn hubiese sido diferente, hoy nuestra área de estudio podría ser perfectamente conocida como Vibriología y así nadie podría acusarnos de denominar bastones a las formas que a todas luces son cocos. Agradecimientos. Quisiera agradecer a varios colegas del Programa de Microbiología del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) que accedieron a leer y criticar este trabajo y así ayudaron a mejorar sustancialmente su presentación. También agradezco al Sr. Javier Osorio Naranjo, por su inestimable ayuda en traducir los textos originales en latín. Resumen Esta revisión analiza el origen del término “bacteria”, creado por el insigne microbiólogo alemán Cristián G. Ehrenberg para denominar inicialmente a un simple género de la familia Vibrionia y finalmente de qué manera este nombre se impuso como la denominación formal para todo este grupo de seres vivos. Referencias bibliográficas 1.- Dobell C. Antony van Leeuwenhoek and his little animals. Being some account of the father of Protozoology and Bacteriology and his multifarious discoveries in these disciplines. Constable and Company Ltd., London 1932. Dover Publications Inc., New York, 1960. 2.- Joblot L. Descriptions et usages de plusieurs nouveaux microscopes. 1718. Documento digital formato PDF: Gallica, Biblioteca Nacional de Francia: http://gallica.bnf.fr/. (accedido el 15 de diciembre de 2016). 3.- Ratcliff M J. The quest for the invisible. Microscopy in the enlightenment. MPG Books Ltd, Bodmin, Cornwall, Great Britain, 2009. 4.- Ledermüller M F. Mikroskopische Gemüths-und Augen- Ergötzung. 1760. Documento digital formato PDF: Bayerische Staats Bibliothek digital: https://www.bsbmuenchen. de/ (accedido el 15 de diciembre de 2016). 5.- Wrisberg H A. Observationum de animalculis infusoriis satura. 1765. Documento digital formato PDF: Gallica, Biblioteca Nacional de Francia: http://gallica.bnf.fr/ (accedido el 10 de octubre de 2016). 6.- Osorio G. Sobre agentes infecciosos, zoofitos, animálculos e infusorios. Rev Chilena Infectol 2007; 24: 171-4. 7.- Linnaeus C. Systema Naturae per Regna Tria Naturae, Secundum Classes, Ordines, Genera, Species, cum Characteribus, Differentiis, Synonymis, Locis. Tomus I, Editio Duodecima, Reformata, 1766. Documento digital formato PDF: Gallica, Biblioteca Nacional de Francia: http:// gallica.bnf.fr/ (accedido el 3 de octubre de 2015). 8.- Ragan M. A third kingdom of eukaryotic life: history of an idea. Arch Protistenkd 1997; 148: 225-43. 9.- Linnaeus C. Mundus invisibilis. Amoenitates academicae. Documento digital formato PDF: Digizeitschriften: https:// www.digizeitschriften.de/dms/toc (accedido el 10 de noviembre de 2016). 10.- Müller O F. Vermium Terrestrium et Fluviatilium, seu Animalium Infusoriorum, Helminthecorum, et Testaceorum non Marinorum, succincta Historia, 1773. Documento digital formato PDF: https://www.sub.uni-goettingen.de/en/digitallibrary/ e-resources/ (accedido el 20 de junio de 2014). Figura 4. Ferdinand Cohn (1828-1898). Famoso botánico alemán. Muchos lo consideran el padre de la Bacteriología moderna (Fuente: enciclopedia Wikipedia). Rev Chilena Infectol 2017; 34 (3): 265-269


Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017
To see the actual publication please follow the link above