Page 75

Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017

Caso Clínico Figura 1. RM de cerebro que muestra lesión quística supratentorial expansiva de 6 cm de diámetro, subcortical temporoparietal izquierdo que colapsa ventrículos y desplaza la línea media. Figura 2. RM de cerebro muestra lesión quística cortico-subcortical frontal izquierda con contenido heterogéneo. www.sochinf.cl 271 ración. Presentó como complicación una hidrocefalia transitoria que no requirió tratamiento. Completó seis semanas post-quirúrgicas de albendazol con resolución ad integrum y sin secuelas. Caso clínico 3 Escolar de sexo femenino, con siete años de edad, procedente de Río Negro. Vivía en una zona de crianza de ganado bovino, ovino y vacuno cercano a su domicilio. Consultó por convulsiones tónico-clónicas generalizadas de aproximadamente un año de evolución y una hemiparesia braquio-crural derecha de un mes de aparición. En la RM de cerebro se informó como un tumor supratentorial expansivo de 6 cm de diámetro, de localización subcortical temporo-parietal izquierdo que colapsaba ventrículos y desplazaba la línea media (Figura 1). Imágenes complementarias descartaron compromiso de otros órganos. La serología para hidatidosis por técnica de HAI fue negativa. No tuvo eosinofilia ni alteraciones en el laboratorio general. Inició tratamiento previo a la cirugía con albendazol por sospecha clínica e imagenológica de hidatidosis. Se realizó exéresis total del quiste. La anatomía patológica mostró una lesión quística con pared membranosa acelular, tinción de ácido peryódico de Schiff (PAS) positiva, en una de sus caras, con calcoforitos y restos celulares. Además, se observaron escólices con variables signos de necrosis y degeneración. La paciente presentó como secuela una hemiparesia facio-braquiocrural derecha que le dificultaba la deambulación. Caso clínico 4 Escolar de sexo masculino, con 12 años de edad, procedente de Chaco, medio rural con hábitos de alimentación de canes con vísceras de ovejas y cabras. Consultó por un status convulsivo que se presentó una semana previa a la consulta. La RM de cerebro mostró una lesión quística cortico-subcortical frontal izquierda (Figura 2). Recibió tratamiento por sospecha de absceso bacteriano y/o parasitario con antimicrobianos y albendazol. Se descartó el compromiso hepático y pulmonar. Tuvo serología por HAI negativa para hidatidosis. Tampoco se detectó eosinofilia en su hemograma. Se realizó la exéresis completa del quiste. La anatomía patológica informó la presencia de una lesión quística con tres capas tisulares, una con extensa necrosis, calcificación y calcoforitos dispersos. La membrana celular anhista, PAS positiva, restos parasitarios calcificados, necróticos y con signos de degeneración, sin presencia de escólices viables. El paciente tuvo una buena evolución clínica, con recuperación neurológica completa. Caso clínico 5 Escolar de sexo masculino, con nueve años de edad, proveniente de la provincia de Buenos Aires, sin antecedente de cría de animales de granja ni de faenamiento. Fue derivado por sospecha de tumor quístico supratentorial. Tenía el antecedente de vómitos y cefalea de cuatro meses de evolución. Se realizó RM de cerebro que se informó con la presencia de una lesión quística a nivel supratentorial periventricular derecha que desplazaba la línea media. La ecografía de abdomen y la radiografía Rev Chilena Infectol 2017; 34 (3): 270-275


Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017
To see the actual publication please follow the link above