Parasitosis ilusoria intestinal y dermatológica: casos clínicos

Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017

Caso Clínico Hospital Clínico Universidad de Chile (EPA, CB, LCG). Facultad de Medicina, Universidad de Chile (DR). Clínica Dávila (MA). Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM), Facultad de Medicina, Universidad de Chile (DC). Facultad de Medicina, Universidad San Sebastián, Santiago, Chile (CG). Los autores declaran no tener conflicto de interés. Fuente de financiamiento: ninguna. Recibido: 26 de octubre de 2016 Aceptado: 15 de abril de 2017 Correspondencia a: Luis Carlos Gil La Rotta drlcgill@yahoo.com 276 www.sochinf.cl Parasitosis ilusoria intestinal y dermatológica: casos clínicos Edith Pérez de Arce, Daniela Rosset, Mario Arcos, Douglas Castillo, Carlos Gil, Caroll Beltrán y Luis Carlos Gil Delusional parasitosis intestinal and dermatological: clinical cases Illusory parasitosis, better known as delusional parasitosis, is a neuropsychiatric syndrome in which patients have the belief of suffering a parasitic disease, that can not be demonstrated after an exhaustive medical study. These patients are characterized by being polyconsultants in different medical specialties and, many of them, have antecedents of psychiatric disorders, some of them undiagnosed. Knowing the existence of the clinical picture, diagnosing early and empathizing with the patient, could give to clinician some clues for a timely and assertive psychiatric referral, and improve patient adherence to the proposed treatment. Key words: Delusional parasitosis; ekbom syndrome. Palabras clave: Delusión parasitaria, síndrome de Ekbom. Introducción La parasitosis ilusoria, también conocida como delusión parasitaria o falsa parasitosis es un síndrome, generalmente neuropsiquiátrico, donde el paciente está convencido de estar infestado por parásitos. Sin embargo, cuando se realiza la evaluación clínica y/o exámenes de laboratorio no se encuentran elementos parasitarios o parásitos que confirmen una infestación1,2. La parasitosis ilusoria es un motivo de consulta poco frecuente y sólo se conoce por comunicaciones de series de casos3-6, por lo que se desconoce su real prevalencia. Otras denominaciones encontradas en la literatura para este cuadro son: delirio parasitario, entomofobia, parasitofobia, síndrome de Ekbom y más recientemente, enfermedad de Morgellons1,2. En nuestro medio, es una entidad poco conocida entre médicos no parasitólogos. A continuación, se presentan cuatro casos de pacientes que consultaron a distintos médicos por esta singular condición, sin lograr un diagnóstico definitivo y que fueron aclarados luego de evaluación por un médico parasitólogo. Caso clínico 1 Mujer de 54 años, con antecedentes de bulimia diagnosticada en la adolescencia, sin uso reciente de fármacos. La paciente consultó por una historia de dolor abdominal intermitente y flatulencias desde hacía cinco años que fueron atribuidos a un síndrome de intestino irritable. En el último año, la paciente había percibido una baja de peso de aproximadamente cinco kilos. En los últimos seis meses, había sido evaluada reiteradamente en el servicio de urgencias por náuseas, vómitos y deposiciones que describía como sanguinolentas. Además, refería estar preocupada por haber expulsado “gusanos” en sus deposiciones, los que coleccionó en un frasco para mostrarle al médico gastroenterólogo. La muestra de deposiciones fue analizada en parasitología por sospecha de teniasis. Se realizaron exámenes de laboratorio clínico generales que fueron normales. Además, se realizó un TC de abdomen y pelvis que no presentó hallazgos significativos. La endoscopia digestiva alta mostró una gastritis erosiva leve, sin signos de hemorragia y la colonoscopia con ileoscopia distal fue normal. Por persistencia de los síntomas, la paciente consultó a un parasitólogo a quien le manifestó la expulsión anal de membranas alargadas. Durante la entrevista clínica, la paciente refirió no consumir carnes crudas de cerdo, vacuno o salmón. Se solicitó un estudio parasitológico seriado de deposiciones (EPSD) y un test de Graham, ambos con resultados negativos. Finalmente, el examen macroscópico del “gusano” llevado por la paciente al laboratorio de parasitología resultó ser una babosa de jardín del género Limax (Figura 1). La paciente manifestó gran resistencia a la comprensión de los hallazgos y se le indicó evaluación psiquiátrica, la cual rechazó. Caso clínico 2 Mujer de 45 años, con antecedentes de depresión en tratamiento con fluoxetina. La paciente refirió la expul- Rev Chilena Infectol 2017; 34 (3): 276-279


Revista-Chilena-de-Infectologia-3-2017
To see the actual publication please follow the link above